fbpx

 

“Disfrutar el juego” es la estrategia que Mateo Payán, estudiante de grado 8°, ha realizado en los últimos 9 años, y es así como se ha consagrado durante cuatro años consecutivos como Campeón Nacional Infantil de golf en la “Copa Bambuco Samper”.

“Me siento orgullosa de sus logros, de su éxito y del amor con el que ha trabajado hasta ahora”, comentó su madre, María del Pilar Sarria.

Mateo, quien compite en la categoría niños de 12 a 13 años, considera que este cuarto campeonato se debe a dos componentes claves: esfuerzo y disciplina. 

“Hay que saber jugar con estrategia y con calma porque es un juego muy pacífico donde se deben pensar bien las cosas”, expresó Mateo.

Fueron 222 golpes totales de tres rondas (77, 71 y 74), los que le permitieron volverse a ubicar en la cima del podio, una hazaña que para su madre, es fruto de la dedicación y el trabajo que su hijo realiza desde que tenía 5 años, edad en la que empezó a enamorarse del golf.

En la familia de Mateo hay varios golfistas. Sin embargo, es a su padre a quien le heredó la pasión por este deporte que ha forjado en él unas ganas de dar siempre lo mejor de sí cada que pisa el campo.

“Me siento orgulloso de mi juego. Mi sueño cuando grande es ser profesional y sé que con mi disciplina y esfuerzo lo puedo hacer”.

Foto: Club Campestre Cali

Síguenos