“No seas la persona más inteligente del cuarto. Si eres la persona más inteligente del cuarto, no estás en el cuarto correcto”, es la frase que ha acompañado en el transcurso de su vida a Camila Hernández, (Class of 2014), quien le brindó a los estudiantes de grado 10° una charla donde por medio de consejos y experiencias, les aclaró las dudas, miedos e inquietudes que estos tenían sobre el hecho de enfrentarse a la etapa universitaria y profesional. 

Camila toda su vida ha pensado que su proyecto de vida es en pro de Colombia. Sumado a esto, y como bien lo dice su frase, siempre le gusta estar en compañía de personas de las cuales puede aprender mucho. Por ello actualmente es quien lidera el Portafolio de nuestro país en el Atlantic Council de Washington, un estilo de “think-tank” en el cual expertos en temas sociales, políticos, económicos y ambientales, esbozan ideas que luego se transforman en propuestas de políticas y estrategias con miras a crear un mundo “más seguro y próspero”. 

Camila contribuyó desde su papel como asistente del programa “Centro Adrienne Arsht América Latina” en la elaboración del reporte “Una nueva frontera para la relación bilateral” que presentó personalmente al Presidente de Colombia, Iván Duque, el pasado 26 de septiembre. 

Aportar positivamente al país le significó a Camila años de esfuerzo, preparación y dedicación. El CCB le brindó las herramientas donde se formó de manera integra no solo académicamente sino también personalmente. Desde temprana edad descubrió lo que es tener hambre por aprender y participó en todas las actividades que pudiese: fútbol, judo, arte e historia. Y la misión de su vida, que fue construyendo durante su paso por el Colegio, es tan simple como lo es profunda: devolverle al mundo todo lo bueno que éste le ha brindado. 

“Somos el 1% de los colombianos y debemos retribuir algo a Colombia, entre más oportunidades uno tenga, más tiene que devolverle al mundo”, afirma nuestra exalumna.

En medio de la charla Camila le confesó a los estudiantes que al cursar el IB Diploma Programme, fortaleció su conciencia social frente al entorno, ya que creció con un sentido de solidaridad que la incentivaba a pasar sus tardes de viernes dictando clases de inglés o dando clases de judo y fútbol a niños con VIH de la Fundación Fundamor. Descubrió que la vida se trata de aprovechar tus oportunidades y saber cuál es tu talento y habilidad.

Aunque afirma que su proyección de sí misma cambia a diario tiene claro que espera quedarse un año más en el Atlantic Council, para posteriormente regresar a Colombia a realizar proyectos en zonas rurales o en la frontera. “Mi sueño es trabajar de la mano con las comunidades y poder ver el impacto directo, yo sé que lo que hago tiene un gran impacto pero quisiera trasladarlo a lo micro”. 

“¿Quién a los 24 años entrega un plan para la relación bilateral entre Colombia y EE.UU al presidente de la República?”, le comentan sus padres constantemente para que sin importar qué pase en unos años, ella recuerde que la huella que está dejando en el mundo es más grande que todos los miedos que puedan llegar a surgirle.   

“A veces digo, yo con 24 años en verdad no sé mucho de nada y yo aquí viniendo a decirle al embajador “esto es lo que vamos a hacer”. He aprendido que tengo ser flexible y que de pronto en el producto final quede un granito de mi idea pero al final éste es mucho más sólido”, afirma ante el público asistente. 

Una de las preocupaciones más frecuentes en la charla fue la de aquellos estudiantes que no saben en qué universidad estudiar o que carrera es la correcta, para esta situación el consejo de Camila fue participar y hacer todas las actividades que puedan, quizás así descubran en qué son buenos, pero más importante aún, sabrán ¿qué les apasiona?, y desde ahí podrán sin duda alguna retribuir al país todo eso que les ha brindado.

“Hay muchas formas de ayudar desde lo que tú terminas haciendo profesionalmente. El impacto se construye a través de horas de trabajo y cuando lo veas va a ser una vaina increíble. Por eso hay que rodearse de personas de las que puedas aprender, si no eres la persona más inteligente del cuarto, serás como una esponja que podrá absorber todo”. Concluyó nuestra exalumna. 

“Desde muy chiquita supe que mi misión y vocación era trabajar para Colombia y aportar mi granito de arena”, expresó Camila Hernández,  exalumna de la Class of 2014, quien actualmente cumple la misión que soñaba de niña. 

El pasado 26 de septiembre, Camila entregó el reporte “Una nueva frontera para la relación bilateral” al presidente de la República, Iván Duque, en Washington D.C, documento que contribuye a potenciar la relación entre Colombia y Estados Unidos. 

El sueño que empieza a cumplirse 

Con este trabajo se busca generar acciones para el desarrollo económico de Colombia por medio de recomendaciones productivas, accionables y realistas por parte del Atlantic Council de Washington, organización en la cual nuestra exalumna lidera el portafolio de todos los proyectos que tienen que ver con nuestro país, transformando positivamente los retos nacionales como la crisis con Venezuela y el aumento del fondo para el desarrollo rural de Colombia. 

“Me tocaba trabajar a veces 12 horas al día pero fue gratificante porque sé que al fin y al cabo era un proyecto que iba  ayudar a mi país”, comentó orgullosa Camila, añadiendo que aprendió “muchísimo tanto para mi futuro profesional como personal. Trabajé con congresistas y senadores de ambos países, incluso estuve en contacto constante con el equipo del Presidente Duque”, expresó Camila.

Como parte de una estrategia que ya empieza a materializarse gracias al reporte entregado, ella y su equipo de trabajo sueñan con traer a Colombia congresistas Estadounidenses para que conozcan de primera mano la realidad y el contexto que se vive día a día, lo cual considera que permitirá legislaciones más informadas y mayores beneficios en pro del desarrollo. 

Ingrediente CCB

Su amor por el país que la vio crecer la motivó a explotar su vocación de servicio desde muy pequeña, trabajando con niños con VIH de la Fundación FUNDAMOR. Estas experiencias la expusieron a conocer de cerca la injusticia social. Dio clases de judo, fútbol, e inglés en sus tiempos libres, lo cual le permitió crecer como persona, valorando las oportunidades y privilegios que había recibido en su vida. 

El ingrediente del Colegio que más influyó y sigue influyendo en la vida de Camila es la disciplina y la perseverancia. 

“El Colegio me aportó la posibilidad de soñar con cosas grandes, a trabajar duro, a no darme por vencida y a saber que aunque seas una sola persona puedes contribuir a transformaciones positivas en el mundo”, puntualizó Camila.

“Siempre he pensado que el CCB te da las herramientas para la vida real. Esa que te enfrenta a un mundo donde destacarte no es fácil y donde no basta sólo con tener talento”, afirmó Adriana Garrido, madre de Camila, quien también es exalumna CCB.

En su paso por el Colegio, Camila fue Head Girl y tuvo la oportunidad de cuestionarse y reflexionar sobre diferentes sucesos del mundo, interrogándose sobre temas enfocados en las ciencias sociales e historia, lo cual la impulsó a estudiar Ciencias Políticas y Economía en Georgetown University

“La materia que más estimuló mi creatividad y que más me desafió como persona fue mi clase de arte porque yo podía decir ‘bueno, me están enseñando esto en matemáticas, me están enseñando esto en ciencias, puedo sacarlo del salón de clase y ponerlo en un contexto más global’, y eso me impulsaba a crear más y a querer aprender más”, concluyó nuestra exalumna, quien llena de orgullo nuestro Corazón Colombo y que está dejando huella positiva en el desarrollo del país. 





¿Qué ocurre cuando dos ex militantes se reencuentran para firmar su divorcio? La respuesta a esa pregunta es la trama en la que nos envuelve “La última tarde”, película producida por Carolina Herrera, exalumna de la Class of 1999. Este nuevo proyecto tendrá su primera proyección en Colombia en La Tertulia, el próximo 23 de octubre, a partir de las 6:00 pm.

Durante su paso por el CCB, nuestra exalumna se destacó en teatro, participando en obras como “El Barbero de Sevilla”, “Doña Rosita la Soltera” y en los recordados musicales de “Grease” y “Jesuschrist Superstar”. Demostró desde temprana edad un espíritu apasionado por las artes escénicas y el séptimo arte, que la llevó a estudiar Ciencias de la Comunicación y Cine en Concordia University.

Los asistentes podrán disfrutar de un conversatorio donde Carolina estará presente para hablar sobre los detalles de esta cinta que ya ha participado en el Festival Internacional de cine de Roma, Festival Internacional de cine de Lima, Festival Internacional de cine de Valladolid,  Festival Internacional de cine Mar del Plata, y en competencia no oficial en más de 20 festivales de talla internacional. 

Como evidencia de un gran derroche de talento, este film, producido por la empresa de producción audiovisual de Carolina, “Bhakti Films”, fue merecedor del premio mejor guión en el Festival Internacional de Gramado y mejor director Iberoamericano en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara, entre otros reconocimientos que hacen de esta, una película imperdible. ¡Talento CCB en el cine!

Para ver el trailer da clic aquí

Foto: www.rcnradio.com

La exalumna María Eugenia Lloreda, Class of 1993, se convirtió en la primera mujer presidente de Asocaña, el gremio azucarero del país. Su elección estuvo a cargo de la Junta Directiva del gremio, cuyos miembros ven en ella una profesional con las capacidades, experiencia y estudios necesarios para cumplir con dicha función.

Este cargo lo asumo con muchos retos porque es un sector que enfrenta amenazas que vienen de otros países y necesitamos que el Gobierno apoye para proteger el sector”, expresó María Eugenia en entrevista para Caracol Radio. 

Después de graduarse del CCB, lugar que la vio formarse y que le brindó experiencias y valores que la acompañan en su vida profesional, estudió Derecho en la Universidad de los Andes y también cursó una maestría en Relaciones Internacionales y Derecho Internacional de la Universidad de Georgetown.

Fue jefe de la oficina de Asuntos Legales Internacionales del Ministerio de Comercio Exterior y coordinó también las relaciones comerciales con Estados Unidos y Canadá, experiencia que le permite tener una visión internacional en el tema del sector azucarero. Su conocimiento también se extiende a lo regional puesto que ha estado a cargo de la Dirección Ejecutiva de Invest Pacific con la que logró promover la inversión económica en el Valle del Cauca. 

Nuestra exalumna, que se desempeña actualmente como Gerente de la ANDI (Asociación Nacional de Industriales), asumirá su cargo en Asocaña a partir del 1 de octubre de 2019. 

Es consciente de que se trata de un gran reto. Sin embargo, sabe que es una oportunidad para seguir contribuyendo al desarrollo del Valle del Cauca y de Colombia. 


“El reto está en fortalecer la relación con las comunidades, con el Gobierno Nacional y poder fortalecer la industria de la caña de azúcar que es fundamental para el desarrollo del país”. afirmó.

Síguenos