“El golf es como la vida, te da segundas oportunidades, tienes revanchas, te diviertes, lloras, aprendes, te autocontrolas, compartes, te esfuerzas y a veces no lo logras. Pero con perseverancia las metas se alcanzan”, nos expresa orgullosa Irene Vogt, madre de Elisa Villamizar Vogt, estudiante de BACH, que se llevó a casa la presea dorada en el XXXVI Campeonato Nacional Infantil de Golf ‘Copa Enrique Bambuco Samper’ 2019, en la categoría infantil de 14 a 15 años disputado en el Club Campestre de Cali.

La victoria la logró gracias a los 224 golpes durante las tres rondas del juego (75, 72 y 77 respectivamente), una excelente actuación con la que Villamizar se despide del Campeonato Nacional Infantil.

 “Me pude despedir muy bien de esta etapa, lo que se viene ahora es prepararme para jugar abiertos que son de 18 años a mayores”. 

Su amor por este deporte ha venido creciendo con ella desde la edad de 9 años, etapa en la que decidió seguir los pasos de su familia. Elisa al igual que su madre tiene bastante claro que el golf es ese deporte que exige tenacidad, tiempo y paciencia, es por ello que durante el Campeonato pudo mantenerse concentrada a pesar de la presión que sentía, logrando así el resultado esperado. 

“Lo más difícil fue el último día, sentía presión porque salí ganando y las otras niñas jugaban muy bien entonces era enfocarme en mi juego y pude ganar.” 

“Lágrimas de felicidad y orgullo”, es lo que Irene sentía desde las tribunas al ver a su hija consagrarse campeona, pues sabe muy bien que el golf necesita fuerza mental, por eso el mensaje que le da es “mirar por el parabrisas delantero, nunca por el retrovisor”. 

¡Felicitaciones!

Síguenos