fbpx

 

En la primera semana de mayo se llevó a cabo en el CCB la jornada de Capacitaciones de la AACBI (Asociación Andina de Colegios del Bachillerato Internacional), que permitió a los 189 profesores nacionales e internacionales profundizar en la comprensión e implementación de los programas del IB. En esta ocasión, las capacitaciones estuvieron dirigidas a maestros del PYP (Primary Years Programa) y del MYP (Middle Years Program).

 

El evento contó con la asistencia de maestros procedentes del Ecuador y de diferentes ciudades de Colombia. Veinte de nuestros maestros se beneficiaron de los talleres liderados por capacitadores del IB, destacándose entre ellos nuestra Jefe de Sección de Early Childhood, Claudia Fayad y Sidey Viedman, Asistente de la Sección de EC.

En el marco de la celebración del Día del Idioma en el Colegio y con la intención de reforzar los procesos de formación, se desarrollaron por secciones diversas actividades que giraron en torno al idioma español.

Por su parte, en Early Childhood se realizó del 23 al 26 la Feria del Libro, un evento donde se realizaron diversas actividades, la asamblea general, que contó con diferentes espectáculos para el gozo de los niños y para finalizar, se realizó el Picnic Literario, un espacio en que los niños de la sección pudieron compartir junto con sus familias, amigos y profesores, de momentos de unidad y amor.

Por el lado de bachillerato, se realizó un evento que constaba de muestras teatrales, algunas libres y otras con temática de la obra “100 años de Soledad”  de Gabriel García Márquez, además de concursos de ortografía por grados. Sin duda alguna, fue una fecha muy especial para conmemorar la grandeza del idioma Español en el CCB.

Corrían las 9:30 de la mañana del 25 de abril en el CCB y en el aire ya se sentía el ambiente del fútbol. Las carpas contrarrestaban la inclemencia del sol esa mañana, que generaba en todos los asistentes una sensación térmica abrasadora. La página de Google Weather marcaba 32° centígrados. Los lugares con sombra no daban abasto.

Las emociones estaban a flor de piel, las hinchadas como en el mejor de los clásicos, separadas en la tribuna. Los gritos de aliento, tambores y pancartas llenaron de color y vida la cancha de fútbol del Colegio, que por cierto, no podía estar en mejores condiciones.

A eso de las 10 de la mañana, se dispuso todo para los actos protocolarios y de inauguración de la Copa de la Amistad. Palabras del Coordinador de Extracurriculares, de los personeros del CCB y del Bolívar, de ambos rectores. El saque de honor estuvo a cargo del Profe Édgar Jurado, gran amigo del CCB. Los árbitros dieron el pitido inicial para el primer partido de la jornada. Jugaban nuestras futbolistas.

Empezó el partido y el equipo del profe Jorge Jiménez dominaba las acciones, no dejaba generar espacios a las deportistas del Bolívar y tenía todas sus líneas ordenadas, jugando en ofensiva para  que Camila Velasco y la capitana Laura Casasfranco con su gran habilidad, tejieran alguna jugada que las adelantara en el marcador.

Transcurría el minuto 20 del primer tiempo. Un avance del equipo del Bolívar fue cortado por Paula Riascos y tras un pase en largo de Juliana Casasfranco, Camila Velasco desbordó por la banda derecha a su marcadora hasta la línea final, donde filtró un conocido “pase de la muerte” a Estefanía Velásquez, que de manera sublime y muy justa, puso el balón junto al palo derecho de la portería, para el estallido de alegría de todos los ahí presentes. CCB 1, Colegio Bolívar, 0.

El segundo tiempo inició con la misma dinámica. El CCB presionaba en alto la salida del Bolívar, no dejándolas generar fútbol. Expuestas en un contraataque por el adelantamiento de sus filas, faltando 15 minutos para finalizar el partido, una maniobra fulminante del Bolívar puso el 1-1 en el marcador y acabó con la ilusión de dejar la Copa en casa. El partido finalizó empatado, pero con una sensación de tranquilidad por el superior nivel demostrado por el equipo femenino del CCB.

Una vez el pitido final del primer partido se escuchó, la emoción incrementó, se venía el partido del profe Leonardo Quintero. Todo el Colegio entendía la responsabilidad que tenían los jugadores del equipo masculino: lograr que la copa se quedara en casa y la comunidad entera los apoyaba de manera insuperable con arengas, gritos, tambores, todo lo que fuera necesario para hacerles saber que no eran 11 en esa cancha sudando la camiseta. Eran todos.

A la altura del minuto 12 del primer tiempo, la tenencia de balón y el exceso de confianza cobraron factura. Una pérdida de balón en una salida significó el 0-1, tras una contra fulminante que encontró a la defensa del CCB “mal parada”. 8 minutos después el Bolívar anotaría un segundo gol que amenazaba con derrumbar la ilusión del CCB.

El desarrollo del partido fue muy intenso y agotador, total dominio del CCB, opciones de gol incontables, pero con falta de efectividad y definición. Esta fue la historia hasta el minuto 75 de juego, en el que Juan Sebastián Quintero hizo un pase al centro del área que encontró el pie de Juan Martín Bryon, quien logró el tanto del descuento que le daba vida al CCB.

Luego, sobre el minuto 90, el árbitro pitó un penal a favor del CCB debido a una mano en el área de un defensa del Bolívar. Juan Martín Sepúlveda, el capitán, tomó la responsabilidad de patear un penal rastrero que rebasó la resistencia de las manos del arquero del Bolívar, y encontró el fondo de la red.

-¡GOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOL!- cantó la tribuna en coro del CCB.

Con el marcador final en 2-2, la Copa de la Amistad se quedó en casa. ¡Una jornada de fútbol de infarto!

Síguenos