fbpx

El Voleibol Sentado es una modalidad deportiva que representa el comienzo de una nueva esperanza e ilusión para quienes lo practican. Así ha sido para los 20 corazones que conforman el equipo masculino del Voley Master Club, integrado por ex-militares y civiles que han perdido una extremidad de su cuerpo, por causa del conflicto armado o accidentes de tránsito. 

Desde hace dos años, María del Mar Sterling, nuestra profesora de educación física de la sección de Primaria, se ha dedicado a fortalecer el proceso formativo de estos deportistas, a través de los entrenamientos y la motivación, que los ayuda a potencializar sus habilidades y superar los miedos. 

Durante la cuarentena, la profesora ha enfocado todos sus esfuerzos en continuar con las clases en los días y horarios cotidianos, a través de videollamadas realizadas por medio de Zoom o WhatsApp.

“Nos hemos enfocado en corregir los errores individuales para mejorar en la cancha, perfeccionando movimientos fundamentales como el voleo y el antebrazo. También, hemos fortalecido los lazos de amistad en el equipo, siendo más tolerantes y perseverantes. Inclusive, se han acrecentado las habilidades tecnológicas al manejar los computadores y celulares”, expresó la profesora María del Mar.

A pesar del aislamiento preventivo, estos guerreros continúan dando lo mejor de sí mismos en cada actividad para no perder el progreso que han ganado con tanto esfuerzo. Además, los entrenamientos representan una ruta de escape a la cotidianidad que les permite mantenerse en forma, evitando lesiones futuras al momento de regresar a la cancha.

“Mi aporte al equipo ha sido la recursividad al momento de adaptarnos a espacios diferentes, dándoles ideas para que utilicen los elementos que tienen en sus casas. Siento que también he contribuido en la parte motivacional, ya que no solo cumplo mi rol de entrenadora, sino que soy como su “psicóloga”, los escucho activamente, les doy consejos y los incentivo para que se mantengan en buena forma”, manifestó María del Mar.

Nuestro Corazón Colombo palpita con mucho orgullo al conocer la hermosa labor que realiza la profesora María del Mar Sterling con estos magníficos deportistas, quienes son un ejemplo de vida y nos enseñan que las limitaciones no están en el cuerpo, sino en la mente, y que podemos lograr todo lo que nos propongamos.

El Virtual Summer Camp se convirtió en la mejor alternativa para que nuestros estudiantes aprovecharan al máximo sus tardes vacacionales, realizando actividades muy divertidas que les permitieron fortalecer sus habilidades técnicas y físicas en deportes como fútbol, natación, gimnasia, danza, judo, tenis de mesa y voleibol.

“Es muy gratificante ver que todos los estudiantes lograron cumplir los objetivos planteados por los profesores. Sin duda alguna, lo más enriquecedor de este proceso, fue apreciar el dinamismo y la alegría con que realizaban cada actividad. ¡Parecía que una hora al día no era suficiente!”, expresó con entusiasmo Diego Bernal, Asistente de Extracurriculares CCB.

El Virtual Summer Camp cumplió con todas las expectativas de los padres y los estudiantes. Esto fue posible gracias al compromiso y la responsabilidad de nuestros jóvenes deportistas, y a la entrega y dedicación de los profesores que se encargaron de desarrollar un riguroso plan para que las actividades diarias fueran creativas e innovadoras.

“Antes me preguntaba, ¿qué podemos hacer virtualmente?, y me di cuenta que esta era una experiencia nueva, pero muy chévere. Me divertí, aprendí mucho y recordé cosas que ya me habían enseñado pero no practicaba hace tiempo. ¡Me sentí muy feliz y emocionada al estar en el Virtual Summer Camp!”, expresó Sara Vargas, estudiante CCB y deportista de Danza y Gimnasia.

Sin duda alguna, el amor por el deporte es lo que impulsó a nuestros estudiantes y profesores a seguir adelante pese a las adversidades, convirtiendo a la tecnología en su mejor aliada, para fortalecer sus destrezas y continuar en forma física a través de la diversión.

 

Síguenos