fbpx

La conservación animal y vegetal es uno de los compromisos más importantes en la vida de Adriana Yepes, profesora de Early Childhood, quien ha desarrollado un gran interés por la diversidad pajarera de nuestra ciudad. Su curiosidad por las aves siempre ha estado latente, y se ha fortalecido desde hace dos años, cuando se integró como voluntaria en la Asociación para el Estudio y la Conservación de las Aves en Colombia-Calidris, con el propósito de ampliar sus conocimientos para proteger el medio ambiente y el equilibrio del mismo, a través de avistamientos de aves.

“En Calidris he tenido la oportunidad de vincularme a grupos de fotógrafos y observadores de aves que han enriquecido mis conocimientos. Además, he tenido la oportunidad de participar en Colombia BirdFair, una feria internacional con expertos sobre el tema, en la que realicé talleres de avistamiento y fotografía”, manifestó Adriana.

Recientemente, la profesora Adriana hizo una visita a nuestro querido CCB, atendiendo a todos los protocolos de bioseguridad. Esta visita tenía como objetivo identificar la diversidad pajarera que habita en el hermoso campus del Colegio, identificando las aves residentes de nuestro espacio, ya que al visibilizarlas ante la comunidad, es posible velar por su conservación y apreciación.

“La diversidad de flora y fauna del Colegio es muy alta. En esta ocasión se fotografiaron 42 especies de aves, estoy segura que hay muchas más, solo que aún estoy en un proceso de aprendizaje y no logré reconocerlas a todas”, expresó Adriana.

Durante la visita, se pudieron reconocer y fotografiar pajaros que popularmente son conocidos como: Carpintero real, Coquito, Tángara rastrojera, Carpintero buchipecoso, Guardapuentes, entre otros. La profesora Adriana asegura que en el Colegio hay miles de posibilidades de indagación y aprendizaje con respecto a las aves, ya que se pueden estudiar las que son habitantes permanentes del lugar y también, las “migratorias”, que llegan a Colombia, propiamente a lugares como nuestro Colegio, para anidar.

Gracias al avistamiento de aves realizado en el CCB, podemos dimensionar la diversidad que habita en el campus. ¡Al conocer el entorno en el que vivimos, podemos cuidarlo y protegerlo mucho mejor!

Síguenos